Diagnóstico imagenológico de conductos obliterados: Una revisión.

Palabras clave: calcificación de la pulpa dental, obturación del canal radicular, tomografía computarizada de haz cónico

Resumen

Los exámenes radiográficos son de gran ayuda para que el endodoncista diagnostique y realice planes de tratamiento eficientes en sus  pacientes. Hasta hace unos años, las proyecciones en 2 dimensiones, principalmente las radiografías periapicales, eran utilizadas para la planeación de casos endodóncicos de conductos obliterados; sin embargo, en la actualidad, el empleo de la tomografía computarizada de haz cónico (TCHC) es la herramienta más precisa y su uso cada vez es más frecuente, específicamente en casos de obliteración del canal radicular.
Aunque todavía no se tienen datos sobre alguna técnica clínica que permita la localización exacta del canal calcificado, se sabe que, en situaciones de endodoncia muy complicadas, el uso intraoperatorio de TCHC puede ayudar al endodoncista a obtener un diagnóstico más adecuado, a garantizar un procedimiento eficaz y, por lo tanto, a conseguir resultados más acertados después del tratamiento. Recientemente, la endodoncia guiada y navegada se ha considerado como procedimiento alternativo al tratamiento convencional que ofrece una solución a los casos de conductos parcial o totalmente obliterados. Debido a que es necesario considerar la preservación de la estructura y la retención a largo plazo
del diente después del tratamiento endodóncico, es importante mencionar que las endodoncias guiadas y las navegadas presentan una considerable reducción de lesiones iatrogénicas, como menores complicaciones durante la localización de obliteración en el conducto radicular. Por este motivo, el objetivo de esta revisión fue describir el estado del arte del diagnóstico imagenológico de los conductos obliterados, con las técnicas actuales más novedosas. 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2020-12-10
Sección
Artículos de Revisión